Civilising technologies for an ageing society? The performativity of participatory methods in Socio-gerontechnology

For the past couple of years Alexander Peine, Barbara L. Marshall, Wendy Martin and Louis Neven have been editing the book Socio-Gerontechnology. Interdisciplinary Critical Studies of Ageing and Technology. Its main aim is to outline a new academic field called “socio-gerontechnology.” As they state:

the book explores how ageing and technology are already interconnected and constantly being intertwined in Western societies. Topics addressed cover a broad variety of socio-material domains, including care robots, the use of social media, ageing-in-place technologies, the performativity of user involvement and public consultations, dementia care and many others. Together, they provide a unique understanding of ageing and technology from a social sciences and humanities perspective and contribute to the development of new ontologies, methodologies and theories that might serve as both critique of and inspiration for policy and design.

In all likelihood the book will turn into the ultimate compilation of works at the crossroads of Ageing Studies and STS.

With my long-time friend and colleague Daniel López we’ve had the immense luck to take part writing one of the chapters (our thanks to the editors for the invitation, and for their insights in the writing process).

Looking back at our involvement in the EFORTT project, our contribution is titled:

Civilising technologies for an ageing society? The performativity of participatory methods in Socio-gerontechnology

Given the importance of participatory methods in gerontechnology – especially to prevent the uncritical reproduction of discriminatory imaginaries in technological development – the lack of appreciation of how these methods can contribute to socio-material configurations of age and technology is striking. Inspired by the semiotic-material study of methods, this chapter provides a detailed account of how participation and public engagement were performed in a project on telecare both authors were involved in between 2008 and 2011. We show how the ‘civilising’ endeavour of this project was undertaken through the creation of two different instances of participation: in the first, representatives, experts and policymakers were enacted as stakeholders, in the second, end-users (older people and caregivers) were enacted as concerned citizens with telecare as a public issue. In foregrounding the realities enacted in the performance of these methods we emphasise, in conclusion, the need to address the materialisations of later life and technology, which these participatory methods help bring to the fore in Socio-gerontechnological developments.

Published as López Gómez, D. & Criado, T.S. (2021). Civilising technologies for an ageing society? The performativity of participatory methods in Socio-gerontechnology. In A. Peine, B.L. Marshall, W. Martin and L. Neven (Eds.), Socio-Gerontechnology. Interdisciplinary Critical Studies of Ageing and Technology (pp. 85-98). London: Routledge | PDF

Estados alterados: Un taller catártico-terapéutico para pensar el Estado de los STS (Red esCTS)

Llamada a participación

Formato especial del encuentro de la Red esCTS en Lisboa, 7-9 junio 2017

Organizado por Nizaiá Cassián, Gonzalo Correa & Tomás Sánchez Criado

**

Estados alterados: Hoy en día se nos aparecen Estados por todas partes, pero en los estados más diversos. Los nacionalismos los toman para sí, los miman, los cuidan (a sus des-maneras) y los reclaman para reivindicar las fronteras de la pureza unitaria, inventando a veces nuevas formas del fascismo. Un runrún neoliberal nos los quiere recortar a toda costa, privatizándolos o externalizándolos. Mientras tanto, movimientos vecinales y ciudadanos de diferente tipo reivindican y practican otras formas de lo público y de lo común no estatal. Nuevos municipalismos, plataformas y colectivos ciudadanos movidos por la idea de un gobierno de los ciudadanos, experimentan con diferentes formatos y dispositivos de toma de decisiones:  nuevos objetos, nuevos laboratorios y ensoñaciones institucionales que producen grietas, pero que en ocasiones abren también muy diferentes formas de estabilización o coqueteos con formas alternativas de gestión, pobladas por nuevos expertos y técnicos con sus métodos alterados y alterantes. Pero también tenemos la incesante y perpetua producción de siempre nuevas formas de exclusión, con sus barreras morales (más o menos bienpensantes), sus fronteras y muros, sus desclasados y parias, y sus formas de arreglárselas al margen del estado.

Estados que son estados de ánimo: de esperanza, de desesperación, de alegría, de inquietud, de satisfacción, de experimentación en la incertidumbre, de indignación, de tristeza, de miedo, de paranoia o de control. Estados que son estados de cosas: donde se acomodan, congregan, dispersan y predisponen los cuerpos, con sus posiciones, disposiciones e indisposiciones.

Estados alterados: es una llamada a re-pensar el Estado de los STS. Esto es, no sólo a reflexionar sobre la manera en que se ha pensado la cuestión del Estado desde los STS, sino también las maneras en que nos relacionamos con sus diferentes esencializaciones y desencializaciones: el modo en que intervenimos en sus configuraciones diversas, las palabras e imágenes que ponemos en juego para hacerlos inteligibles, los métodos con que operamos y fabricamos distintos límites y topologías, en que lo dotamos de cuerpo o lo descorporeizamos, lo espoleamos o lo zancadilleamos. Y más particularmente cómo pensar o fabricar desde los STS una relación con lo estatal en estos particulares tiempos de crisis (crisis del estado de bienestar, pero también crisis del bienestar del estado; o de nuestros lenguajes, de los intersticios, complicidades y figuraciones de las que nos dotamos para dar cuenta de ello).

Quizá este sea el momento de pensar cómo alterar nuestras estados, cómo dar estabilidad a otras formas de lo im/posible, cómo repensar el Estado de los STS, librando la catarsis a las manos de una terapéutica colectiva.

Estados alterados: se propone como un taller catártico-terapéutico para alterarnos, trabajando las diferentes maneras en que los STS han alterado su mirada sobre lo estatal, así como sobre las formas en que nuevas alteraciones pudieran traer consigo una alteración relevante de esas maneras de mirar, hacer e intervenir en tiempos revueltos y convulsos. Para ello, nos convocamos a enviar distintos estados alterados, reflejados, pensados o imaginados a través de artefactos, objetos, viñetas etnográficas, materiales fotográficos o sonoros, fragmentos de noticias o discursos, definiciones académicas o disquisiciones peregrinas. Estados alterados que den cuenta de diferentes tipos de alteración, que nos obliguen a dirimir qué alteración requieren esos estados alterados.

El taller Estados alterados consistirá en (1) una breve contextualización para luego (2) presentar distintos estados alterados que sirvan de material clínico para nuestra exploración. Posteriormente (3) invitaremos a las participantes a reunirse en grupo para re-presentar, re-pensar y re-imaginar esas distintas alteraciones (en formato collage, actuación, o la alteración que se haga disponible). Finalmente (4) cada grupo ensayará una propuesta de catarsis colectiva, un modo de alterarse y relacionarse con esos estados alterados.

Envíanos tus propuestas de estados alterados a: estadosalterados2017@gmail.com | Fecha límite: 30 de abril de 2017